Aprender a observar - Educación Método Montessori

Aprender a observar

En Montessori hablamos mucho de lo importante que es observar, el ambiente en general y su funcionamiento, pero especialmente a cada niño en particular, y eso es en lo que nos vamos a centrar este mes en RetoMontessori.

Observar no es lo mismo que mirar, se trata de poner nuestra atención de verdad en lo que el niño está haciendo en ese momento, cómo lo está haciendo, de qué manera se relaciona con el entorno, qué cosas atraen su atención y cualquier otro detalle que nos resulte interesante para conocer mejor al niño.

En la formación para ser guía Montessori se realizan ejercicios como el que os voy a proponer para entrenar la capacidad de observación, y personalmente creo que todos los padres y madres también deberíamos hacerlos.

Si somos capaces de observar a nuestros hijos, observarles de verdad, conseguiremos identificar sus necesidades, sus intereses, sus talentos y los obstáculos con los que se están encontrando para su desarrollo, y con esa valiosísima información seremos más capaces de satisfacer esas necesidades, apoyar esos intereses y eliminar o reducir esos obstáculos.

 

Ejercicio práctico: “Aprender a observar”

  • En un momento en que dispongas de al menos 15 minutos y que tu hijo/a no esté pendiente de ti, dedícate a observarle, si quieres puedes tener a mano una libreta y bolígrafo para anotar aquello que te resulte interesante.
  • Durante esos 15 (o más) minutos no hagas otra cosa que observar a tu hijo, poniendo toda tu atención, sin juzgar, sin intervenir, sin ponerte a pensar en eso que te ronda la cabeza, sin mirar el móvil, sin distraerte… Es prácticamente un ejercicio de mindfulness.
  • Cosas que puedes observar y anotar: Su manera de moverse por el espacio, su forma de relacionarse con otras personas, cómo va cambiando su nivel de concentración, cómo reacciona cuando encuentra un obstáculo…
Haz Click Para Ver:   Tabla de tareas domésticas para niños según su edad

 

Puede parecer que observar es algo que todos podemos hacer, pero te aseguro que cuando hagas este ejercicio te darás cuenta de que es una habilidad que en general tenemos muy desentrenada.

Tal vez en esos 15 minutos tu hijo haga algo maravilloso y te resulte fácil continuar observándole sin distraerte, o tal vez pases 15 minutos viendo a tu hijo hacer una tarea que para ti resulta absolutamente tediosa.

Observar requiere paciencia, una cualidad que en estos tiempos de prisas e inmediatez empieza a brillar por su ausencia…

 

Si quieres profundizar más en cómo aplicar el método Montessori con tu hijo te recomiendo darle un vistazo al curso online que yo aplico día a día con mi hija, “Montessori 360” haciendo CLIC AQUÍ y ver lo que descubrirás en cada uno de los módulos del curso.

 

 

Fuente: Montessori en casa

http://www.montessoriencasa.es/aprender-a-observar/




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.