OBSERVACIÓN DEL NIÑO según Montessori - Educación Método Montessori

OBSERVACIÓN DEL NIÑO según Montessori

El Método Montessori es una educación para la vida. Una educación basada en el método Montessori puede solventar la mayoría de los problemas educativos.

Una educación Montessori es una experiencia de tranformación de vida, no solo para los niños, sino para todos nosotros.

OBSERVACIÓN DEL NIÑO

María Montessori comenzó a desarrollar su método gracias a la observación del niño, y fue a través de esta observación donde detalló como era el desarrollo natural del niño. La observación es la herramienta que tenemos nosotros como adultos para ver las necesidades del niño y de esta forma poder atenderlas.

Un pilar fundamental en el método montessori es, por tanto, la observación. Esta observación tiene que ser objetiva y científica, sin que en ella entren juicios de valor e interpretaciones por parte del aldulto.

En relación con la observación, María Montessori nos decía:

“La observación es uno de las muchas cosas de las que hablamos frecuentemente y de las que nos formamos una idea falsa o inexacta o .. tal vez la poca observación que se hace es por la falta de preparación para observar.”

Otra vez, hablando de las cualidades del maestro dice “La cualidad que es fundamental, es la capacidad de observar, poseer los sentidos y conocimiento no es suficiente para capacitar a una persona para la observación, el adulto tiene que desarrollar el deseo y habilidad de observar.”

Extraido de texto sobre la observacón de Mrs Hilla Patell

En la observación del niño hemos de ver lo siguiente:

  • Cómo el niño selecciona y persiste en completar una actividad.
  • Si se da por vencido fácilmente.
  • Si espera a que le ayuden.
  • Qué hace cuando termina una actividad con éxito.
  • Qué ocurre cuando no la puede terminar.
  • Si repite esa actividad.
  • Porqué repite esa actividad.
  • Qué dificultad está teniendo para realizar esa actividad.
  • Cuál es su nivel de persistencia y concentración.
  • Si continúa con esa actividad después de que se distraiga o le interrumpan.
  • Cuál es el nivel de consistencia del niño en aspirar a realizar una actividad después de otra.
  • Cuál es su reacción hacia una actividad, como expresar alegría, serenidad..
  • Cuándo trabaja con alto nivel de energía y cuando con bajo.
  • Si tiene algún patrón de actividad.
  • Si es ordenado o desordenado.
Haz Click Para Ver:   3 Pilares para ser un Padre Montessori

Información basada en los escrito de Lakshmi A. Kripalani

Gracias a la observación del niño comprendemos sus necesidades, aprendemos a respetarlo y le podemos preparar el ambiente adecuado a su edad, en donde el niño pueda actuar con independencia y tener libertad con una sensación de seguridad y confianza en sí mismo.

 

Fuente: El Método Montessori

http://elmetodomontessori.com/educacion-montessori/




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.